"Si Cristina quisiera ser presidenta tendría que soplar y el presidente se cae"

Un nuevo encuentro, organizado por la Bolsa de Comercio de Córdoba, tuvo como protagonista a Andrés Malamud, politólogo e investigador.
Un nuevo encuentro, organizado por la Bolsa de Comercio de Córdoba, tuvo como protagonista a Andrés Malamud, politólogo e investigador.

Un nuevo encuentro, organizado por, la Bolsa de Comercio de Córdoba, tuvo como protagonista al politólogo e investigador principal en el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Lisboa, Andrés Malamud, quien brindó diferentes enfoques sobre el escenario pre y post electoral, moderado por Edgardo Moreno, jefe de programación en Radio Mitre S.A.  

Manuel Tagle h, titular de la entidad resaltó que el gobierno tiene en sus manos una posibilidad histórica, que debería saber aprovechar para lograr recuperar el equilibrio fiscal y sanear la deficiente situación del sector público a la que se ha llegado a través de las erróneas políticas implementadas hasta el momento.  

En este sentido,  destacó que actualmente se presentan dos escenarios favorables que posibilitarían el cumplimiento de los objetivos mencionados. El primero de ellos, hace referencia al precio récord de la soja para este año: “El aumento del precio de los commodities, le permite al gobierno contar con un ingreso adicional de divisas que supera por 14 mil millones de dólares al del año anterior.” En segundo lugar, la apertura y flexibilidad de negociación que muestran los organismos internacionales que ofrecen en este contexto bajas tasas de interés y plazos razonablemente largos para amortizar la deuda. Y remarcó: “estos acuerdos sólo serán posibles si se  muestra voluntad y capacidad de presentar un plan económico sustentable, consistente y confiable a largo plazo, aprobado por los organismos internacionales”.

Finalmente hizo hincapié en destacar que el aprovechamiento de ambos escenarios resulta de gran utilidad “para hacer frente a los desembolsos que el gobierno nacional deberá afrontar para atender la inquietante situación social y sanitaria debido al mal manejo de los impactos de la pandemia.”

Andrés Malamud, brindó un panorama de cómo se inserta Argentina en la región y que se espera de las elecciones de medio término.  

Al iniciar su disertación, comparó la situación actual del país, con diferentes países como Perú y  Brasil: “Perú es Argentina en el espejo, tiene la política sana y la economía rota, no hay dudas que Argentina tiene la economía rota y voy a sugerir que la política está relativamente sana temporariamente, por dos razones, primero porque es estable, en 2001 nos inoculamos y quedo una experiencia traumática, y ahora parece que los argentinos no están volcados para romper todo otra vez, prefieren aguantarse al que le toca y votar de nuevo dentro de cuatro años, y en segundo lugar, nos sacamos de encima los malos gobernantes sin derramamiento de sangre, no hace falta matar a la oposición para seguir gobernando, estamos acostumbrados a una violencia elitista.”

Finalmente, manifestó que depende del ciclo electoral, el impacto de la pandemia: “Si tenemos que votar en medio de la pandemia, la gente va a castigar. Nos debemos preguntar si Argentina va a votar antes o después de la vacunación porque en algún momento todos estarán vacunados”.

Seguidamente, apuntó que el resultado de noviembre  nos va a decir la capacidad que tiene la Vicepresidenta para seguir moldeando el peronismo y asignó escasas chances a que el actual presidente vaya a ser propuesto para la reelección en 2023:  “Alberto Fernandez va a entregar todo lo que el kirchnerismo le pida, porque ya decidió no dar  lucha, pero al parecer el partido no quiere encargarse del barco si Cristina Kirchner quisiera ser presidenta tiene que soplar y el presidente se cae, pero ella tiene prioridades que van más allá de la gestión política, por ejemplo las causas judiciales”, cerró Malamud.

A su turno, Lucas Navarro, director del Instituto de Investigaciones Económicas hizo hincapié en la presentación del Informe de OCDE sobre las perspectivas económicas globales, “las cuales advierte una recuperación a nivel global importante, pero heterogénea, dependiente de los avances en materia de vacunación y de la potencia de las políticas fiscales/monetarias para mitigar los impactos económicos de la pandemia”.

En este contexto, Navarro presentó las preocupaciones que surgen: “En primer lugar, la aparición de nuevas cepas, el virus es más persistente de lo que se esperaba, en segundo lugar, hay una aceleración inflacionaria, posiblemente transitoria asociada a las fuertes políticas macroeconómicas expansivas que apuntan a acelerar la recuperación y por último, el empleo reacciona lentamente debido a dos motivos: un efecto desaliento de trabajadores y se habría acelerado la adopción de nuevas tecnologías que sustituyen el trabajo de mediana y baja calificación”. Finalmente,  resaltó que la Argentina es un caso extremo de desemflación: “recién a mediados de 2026 volveremos a tener el ingreso per cápita del 4T 2019.”