Secuestro en Las Tapias: detuvieron a un amigo

En el marco de la investigación por un posible secuestro extorsivo, lo decidió la Justicia Federal, que también ordenó el secuestro de un auto. Se comprobó que el mensaje que le llegó a la familia salió desde la casa de quien tenía cierta amistad con el desaparecido.
En el marco de la investigación por un posible secuestro extorsivo, lo decidió la Justicia Federal, que también ordenó el secuestro de un auto. Se comprobó que el mensaje que le llegó a la familia salió desde la casa de quien tenía cierta amistad con el desaparecido.

Este jueves tomó notoriedad la intensa búsqueda de un joven de 18 años que fue visto por última vez el martes 16 de agosto.

Se trata de Santiago Aguilera Allende, domiciliado en el paraje Chuchiras, quien desapareció en Las Tapias. Según declaró su familia, el adolescente se dirigió a la casa de un amigo y nunca más volvió.

Por estas horas, la Justicia Federal de Córdoba investiga un posible secuestro extorsivo. Los padres del chico contaron que desde este miércoles comenzaron a recibir mensajes alertando que tenían a Santiago secuestrado y exigían dinero a cambio del rescate.

Santiago había ido aquel martes a Villa Dolores, y por eso la localidad ahora quedó en el foco de la investigación. Aguilera informó que su hijo no se llevó dinero, la medicación que toma por una patología renal ni el cargado del celular.

Carlos Aguilera destacó el trabajo que está realizando la Policía en la búsqueda de su hijo. Al mismo tiempo, la investigación a cargo del fiscal federal Enrique Senestrari se desarrolla con total hermetismo.

La última conexión del celular de Santiago arrojó una ubicación en Villa Dolores. En esa localidad su familia lleva adelante su actividad comercial, en un corralón de venta de materiales de construcción.

Es por eso que policías de la Departamental San Javier, personal del Equipo Técnico de Acción ante Catástrofe (Etac) y de Bomberos realizan rastrillajes en la zona.

En medio de la desesperada búsqueda, en horas de la noche del jueves Policía Científica montó un fuerte operativo en barrio Brochero de Villa Dolores para efectuar pericias en una vivienda del sector. Se confirmó entonces que en ese domicilio fue la última conexión del celular de Santiago.

A partir de esa conclusión, se detuvo a un amigo del desparecido que vivía en el citado hogar. Además, se secuestró el auto del joven de 23 años, ya que las cámaras de seguridad de la zona evidenciaron que ese vehículo había estado en Las Tapias alrededor de la hora en la que desapareció el chico y que luego regresó a Villa Dolores.

La última vez que lo vieron, el adolescente vestía campera negra con capucha, jean color negro y zapatillas blancas. Cualquier información sobre su paradero puede aportarse al teléfono 351-6870406.