Santiago Orellano: la madre rogó perpetua de rodillas

Marina Chávez rompió en llanto y les pidió al tribunal y jurado popular la máxima pena para Franco Daniel Tapia, autor del disparo mortal.
Marina Chávez rompió en llanto y les pidió al tribunal y jurado popular la máxima pena para Franco Daniel Tapia, autor del disparo mortal.

A Santiago Orellano (18) lo fusilaron y, ya muerto, le robaron en una cancha de fútbol mientras se disputaba un torneo interbarrial entre los equipos Comercial y Ampliación Vicor. Ocurrió el sábado 22 de agosto de 2020, cuando aún regían las restricciones por la pandemia. Tras dos años este viernes se conocerá la sentencia.

Franco Daniel Tapia (26) está acusado por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y hurto calamitoso. Mientras que Ramón Mariano Rodríguez (35) está imputado por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, coacción y abuso de armas.

La mamá de la víctima, Marina Chávez, tomó la última palabra antes de conocerse la sentencia contra el homicida de su hijo. Rompió en llanto y se arrodilló ante el tribunal y los jurados populares en la Cámara 5ª del Crimen. Desesperada e invadida por el dolor, les rogó: “Lo único que le voy a pedir es que le den la mayor cantidad de años, perpetua para este homicida, animal”.

Marina describió a Santiago como “un ser hermoso por dentro y por fuera, era un gigante chiquito". Además entre lágrimas expresó: "A mí también me mató, a mí me costó volver a respirar, no tengo fuerzas para vivir".

Fuente: Radio Mitre