Extraditaron a Jones Huala

El gobierno argentino concretó este martes la extradición del líder mapuche Facundo Jones Huala al país vecino de Chile desde el penal de Esquel. Esta tarde, una comitiva chilena arribó a la prisión en la cual el lonko permaneció detenido los últimos 13 meses y la Policía Federal Argentina lo trasladó al aeropuerto de esa ciudad, donde tomó un avión con rumbo a Santiago.

La extradición, pedida por el país transandino, fue aceptada por la Corte Suprema y cumplida por la administración nacional. La causa por la que se juzgará en Chile es por un incendio que tuvo lugar en 2013, y por posesión de armas artesanales. El resto de los imputados fue absuelto.

La concreción del traslado llega horas después de que el Comité de Derechos Humanos de la ONU pidiera al gobierno argentino que suspenda el trámite, por haber abierto la investigación a partir de la denuncia de la defensa de Jones Huala por supuesta violación de los derechos civiles y políticos. Sonia Ivanoff, la abogada del lonko, no fue notificada del transporte del líder de la comunidad indígena donde desapareció y fue hallado muerto el joven artesano Santiago Maldonado.

"Lamentablemente, estamos acostumbrados a la violencia del Estado, a la violencia de los grupos para-policiales, a la violencia de los terratenientes, de las transnacionales", dijo el lonko a AnRed días atrás, desde el Penal de Esquel, sobre su situación.