El FMI proyecta crecimiento para Argentina este año

El organismo estimó que el PBI avanzará un 0,6% más de lo previsto hace tres meses y se ubicará en 6,4%.
El organismo estimó que el PBI avanzará un 0,6% más de lo previsto hace tres meses y se ubicará en 6,4%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró la expectativa de crecimiento para la Argentina y estimó que la economía de este año avanzará un 0,6%, por encima de la proyección que había difundido en abril.

De este modo el PBI de 2021 se ubicará en 6,4%, tras la caída del 9,9% en 2020. Para 2022, la economía local también avanzará, pero mucho menos que en 2021, llegando a un 2,4%.

Al presentar la actualización del Panorama Económico Mundial, la economista jefe del Fondo, Gita Gopinath, destacó este martes que la mejora en los números de la Argentina se vinculan con un crecimiento de las exportaciones y un "un mejor nivel de vacunación del que se había anticipado".

Por su parte, el PBI mundial crecerá un 6%, de acuerdo con las estimaciones del organismo, sin variaciones con relación al informe de abril último. Pero para el año entrante, proyectó un crecimiento global del 4,9%, por encima del anterior pronóstico de 4,4%.

Sobre la inflación a nivel mundial, Gopinath consideró que se volverá a los niveles pre pandemia en 2022. "Las expectativas de inflación de largo plazo siguen bien ancladas", sostuvo la economista.

Sin embargo, advirtió que los riesgos que implica la pandemia están latentes: "la aparición de variantes de virus altamente infecciosas podría descarrilar la recuperación y eliminar acumulativamente 4,5 billones de dólares del PBI mundial para 2025".

Por ese motivo, recordó que el Fondo Monetario presentó una propuesta -que logró apoyo de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y el Organización de Comercio– para vacunar al menos al 40% de la población en todos los países para fines de 2021 y al el 60% para mediados de 2022.

Para lograrlo, unas mil millones de dosis de vacunas deberían ser compartidas en 2021 por los países con excedentes, y los fabricantes de medicamentos deberían priorizar as entregas a los países de ingresos bajos y medianos.

En tanto, Gopinath consideró que la asignación general de Derechos Especiales de Giro (DEG) equivalente a US$650 mil millones -según lo propuesto por el FMI- "debe completarse rápidamente a fin de proporcionar reservas de liquidez para los países y ayudarlos a abordar sus necesidades de gastos esenciales".

Fuente: FMI News