Difunden el primer diccionario en línea de Wichí-Castellano

Un grupo de investigación del CONICET elaboró el diccionario bilingüe y pluridialectal. Representantes de la lengua wichí de las provincias de Formosa, Salta y Chaco participaron de su creación.
Un grupo de investigación del CONICET elaboró el diccionario bilingüe y pluridialectal. Representantes de la lengua wichí de las provincias de Formosa, Salta y Chaco participaron de su creación.

DIWICA es el nombre del primer diccionario virtual wichí-castellano que reconoce los complejos dialectales pilcomayeño y bermejeño. El trabajo fue lanzado recientemente por un equipo de investigación liderado por Verónica Nercesian, investigadora del CONICET en el Instituto de Filología y Literaturas Hispánicas “Doctor Amado Alonso” (IFLH, UBA), en articulación con el Instituto de Investigaciones sobre Lenguaje, Sociedad y Territorio (INILSYT, Universidad Nacional de Formosa) y el auspicio del Área de investigación del  Laboratorio de Documentación e Investigación en Lingüística y Antropología (DILA, CAICYT-CONICET). Además, participaron de su confección cuarenta y siete hablantes nativos de las tres provincias argentinas en las que se habla actualmente el wichí: Formosa, Salta y Chaco.

“El DIWICA es útil para toda la sociedad, no sólo para los pueblos indígenas. Muchos maestros y médicos, o empleados de instituciones públicas que no son hablantes nativos de wichí podrían sentir limitaciones por no conocer esta lengua cuando su trabajo lo requiere”, ejemplifica la especialista en diálogo con prensa CONICET.

Por otro lado, la científica remarca que este diccionario sirve para la alfabetización bilingüe, no solo porque ofrece la traducción de las palabras de una lengua a la otra, sino también porque sirve de consulta para saber su ortografía. «En tercer lugar, un diccionario tiene un valor documental de la lengua, ya que según la investigadora es un registro de las palabras que se usan en la sociedad en una zona y momento determinados. Y finalmente, un diccionario bilingüe ostenta un valor simbólico para la construcción de la equidad lingüística en el país», subraya Nercesian.

“Dos lenguas que históricamente fueron colocadas en una posición de asimetría por intereses políticos y económicos, conviven en una obra académica en una situación de paridad, demostrando que aquella asimetría entre las lenguas es, en efecto, una construcción social”, puntualiza la especialista.