Aumentan desde este mes un 3% las tarifas de Edesur y Edenor

La suba representa un 2,98% para los usuarios de Edenor y un 3,10% para los de Edesur, teniendo en cuenta los valores medios que estaban vigentes.
La suba representa un 2,98% para los usuarios de Edenor y un 3,10% para los de Edesur, teniendo en cuenta los valores medios que estaban vigentes.

El Gobierno autorizó un nuevo aumento en las tarifas de electricidad de las distribuidoras Edenor y Edesur, que rondará el 3% y con vigencia desde el primero de agosto. La decisión se formalizó por medio de dos resoluciones del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) publicada este martes en el Boletín Oficial.

Según lo dispuesto, para Edenor el valor de la tarifa media asciende a $5,280/kw, y para Edesur, $5,176/kwh. Así, la suba representa un 2,98% para los usuarios de Edenor y un 3,10% para los de Edesur, teniendo en cuenta los valores medios que estaban vigentes desde el primero de mayo último.

Ambas empresas tienen un plazo de cinco días corridos para publicar los cuadros tarifarios vigentes en por lo menos dos diarios de mayor circulación de su área de concesión. También, de acuerdo al consumo mensual de cada usuario, tanto Edenor como Edesur deberán calcular el monto del subsidio correspondiente, el que deberá ser identificado de manera destacada como "Subsidio Estado Nacional" en la sección de la factura que contiene la información al cliente.

El ENRE explicó que teniendo en cuenta los Precios de Referencia de la Potencia (POTREF), los Precios Estabilizados de la Energía (PEE) y el Precio Estacional de Transporte (PET) se calculó el cuadro tarifario que entrará en vigencia a partir de las 00:00 del primero de agosto de 2021.

El incremento que se aplica desde este mes se suma al ajuste del 9% que está vigente desde mayo último, que había generado tensión dentro del equipo económico, ya que el ministro Martín Guzmán pretendía una actualización tarifaria mayor para reducir los subsidios, mientras que el secretario de Energía, Federico Basualdo, estaba a favor de un aumento como el que finalmente se estableció.

En aquel momento, el ENRE señaló que "de continuar vigentes los ajustes previstos en la Revisión Tarifaria Integral de 2017, así como la política de quita de subsidios al precio de la energía que implementó el Gobierno de Cambiemos, las tarifas del servicio de electricidad en el AMBA serían hoy, en promedio, un 160% más elevadas".

Por ese motivo, indicó que "desde diciembre de 2019, el Gobierno del Frente de Todos ha priorizado la necesidad de morigerar el impacto tarifario sobre el poder adquisitivo de familias, comercios e industrias, en el contexto de emergencia económica, sanitaria y energética".