Amber Heard se quebró y rompió en llanto en los tribunales de Fairfax

En el penúltimo día del juicio que la enfrenta a su ex esposo, la actriz se quebró al escuchar los mensajes intimidantes que Johnny Depp le había enviado mientras ambos aún seguían casados.
En el penúltimo día del juicio que la enfrenta a su ex esposo, la actriz se quebró al escuchar los mensajes intimidantes que Johnny Depp le había enviado mientras ambos aún seguían casados.

A tan solo un día de que se dicte la sentencia y tras varias semanas de audiencias, en donde transitaron varias figuras de renombre, el juicio que enfrenta a Amber Heard y Johnny Depp no deja de sorprender. Ahora, en los tribunales de Fairfax se conocieron varios mensajes que el actor le había mandado a su ex esposa con un tono violento e intimidatorio.

Además se leyeron varias amenazas que Depp lanzó contra el empresario Elon Musk, con quien se sospecha que Heard mantuvo un affaire mientras estaba casada con el actor. “Hay que ver si Mollusk tiene un par de... que venga a verme cara a cara. Le voy a mostrar cosas que nunca vio antes. Como el otro lado de su pene cuando se lo corte”, escribió Johnny Deep.

En varios mensajes el actor se refirió a Heard como una “cazafortuna” e incluso llegó a desearle la muerte, en su mayoría estos fueron enviados luego de que la actriz le pidiera el divorcio y le pusiera al protagonista de Piratas del Caribe una orden de restricción.

“Ella está rogando ser humillada por todo el mundo y lo conseguirá”, decía una de los textos que Depp le envió a un amigo. En otro de los mensajes se puede leer: “No tengo piedad, ni miedo, ni una pizca de emoción, o lo que alguna vez pensé que era amor por esta buscadora de oro de bajo nivel que vale diez centavos por docena”, escribió.

El momento culmine llegó cuando leyeron uno de los mensajes enviados por el actor en el que decía:  “Es una stripper de 50 centavos que no la tocaría ni con un maldito guante. Solo puedo esperar que se le active el karma y le quite el regalo del aliento”, al escucharlo Amber comenzó a llorar.

Lejos de negar que esos mensajes habían sido enviados por él, el actor no se excuso y afirmó que no estaba orgulloso de su lenguaje.