22/02/2022: Hoy es día capicúa, ¿Qué significa?

De acuerdo con diversas culturas y creencias este martes 22 de febrero del 2022, se abrirá un portal para quienes crean en la buena suerte y el destino, para lograr grandes cosas. Esta fecha capicúa será muy importante para varias personas al rededor del mundo por lo que se pueden hacer y pedir muchos deseos y sueños.
De acuerdo con diversas culturas y creencias este martes 22 de febrero del 2022, se abrirá un portal para quienes crean en la buena suerte y el destino, para lograr grandes cosas. Esta fecha capicúa será muy importante para varias personas al rededor del mundo por lo que se pueden hacer y pedir muchos deseos y sueños.

Hoy, 22 de febrero de 2022, es una fecha muy esperada por quienes se dedican a la numerología.

Para esta disciplina que analiza los mensajes que encierran los números, se trata de una fecha muy especial, ya que el 2 está relacionado con la dualidad, y por lo tanto también con el equilibrio, la pareja y la sensibilidad. En esa misma línea, el 222 es para muchas personas “el número de los ángeles”, que simboliza nuevos comienzos y oportunidades y la armonía.

Más allá de esas creencias, la jornada, ya sea enunciada como 22/2/22 o como 22022022, es un palíndromo, es decir que se lee igual hacia adelante y hacia atrás, algo que en sí mismo representa una curiosidad que será disfrutada por profesionales de la astrología y propietarios de casa de quiniela.

La mención a “la jornada capicúa” será uno de los temas del día y estará presente en innumerables conversaciones, tanto de quienes ven poderes mágicos en este tipo de fechas, como entre las personas que recuerdan con nostalgia los tiempos en los que lo primero que se hacía al subir al colectivo, incluso antes de buscar un asiento, era mirar el número del boleto, en busca del número espejo.

ORIGEN DEL TÉRMINO CAPICÚA

No suelen ser demasiadas las palabras heredadas directamente del idioma catalán, una de las varias lenguas que se hablan en España, y que estuvo prohibida durante los 40 años del dictador Francisco Franco. Desglosando el vocablo viene de Cap, que en ese idioma hablado casi exclusivamente en Catalunia, significa cabeza, y (i), Cúa, que quiere decir cola.

En los mayores idiomas del mundo no tiene traducción, es decir que todos la adoptan del mismo modo que se escribe en su lengua madre, a lo sumo quitándole el acento ortográfico.

Históricamente se dijo que lo capicúa suele traer buena fortuna, por eso los argentinos mayores recordarán que cuando el colectivo otorgaba boletos numerado al subir, y pagar el pasaje en la misma unidad, todos los usuarios solían conservarlo si la cifra impresa podía leerse igual de atrás para adelante, que a la inversa.

SU CORRELATO EN LETRAS: PALÍNDROMO

También los amantes de estas 'casualidades' festejan las palabras que poseen este "don" de su reversibilidad, a las que se las denomina palíndromo, un término griego que define la misma lógica del capicúa, es decir poder leerse de izquierda a derecha igual que de derecha a izquierda.

La provincia argentina Neuquén es un caso dado habitualmente como ejemplo.

Sin embargo no sólo se remite a términos específicos sino también a frases.

El ejemplo clásico que recoge el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es: "Dábale arroz a la zorra el abad".

Pero hay muchas, muchísimas más: 'Somos o no somos', 'Isaac no ronca así', 'Sé verlas al revés', 'Amó la paloma', 'Anita lava la tina', 'Luz azul', 'Yo hago yoga hoy', 'Ana lava lana'.