Sudáfrica: condena al expresidente Zuma, protestas masivas y 45 muertos

Además hay unas 750 personas detenidas por los disturbios y los saqueos en diferentes puntos del país.
Además hay unas 750 personas detenidas por los disturbios y los saqueos en diferentes puntos del país.

Desde hace días las calles de diferentes ciudades sudafricanas son testigo de las masivas protestas, disturbios y saqueos que se desarrollaron tras la sentencia al ex presidente de esa nación, Jacob Zuma, quien deberá cumplir 15 meses de prisión por haber desacatado una orden de la Justicia de testificar en el marco de una investigación estatal de presuntos hecho de corrupción mientras fue presidente, entre 2009 y 2018

La noticia generó gran malestar principalmente en su ciudad de origen, KwaZulu-Natal, y donde tiene mayor apoyo popular. Hasta hoy se contabilizaron por lo menos 45 muertes y hay entre 750 y 800 detenidos por las violentas revueltas, que fueron confrontadas por el Gobierno con el despliegue de al menos 2.500 militares.

Leer más: Histórica protesta en Cuba contra el gobierno de Díaz-Canel

Cabe señalar que muchas de las muertes ocurrieron en caóticas estampidas mientras decenas de personas saqueaban comercios de comida, electrodomésticos y ropa en las provincias de Gauteng, donde quedan Pretoria y Johannesburgo, capitales administrativas y económicas del país, respectivamente, y de KwaZulu-Natal, dijeron las autoridades.

Las protestas iniciales, la noche del jueves pasado, escalaron luego hasta convertirse en una ola de saqueos masivos y vandalismo en zonas desfavorecidas reservadas a personas negras, llamados townships en el inglés local, aunque por ahora no se han propagado a las siete demás provincias. donde la policía está en alerta máxima.

El presidente Cyril Ramaphosa, en un discurso a la nación, anunció el envío de 2.500 soldados para auxiliar a una policía desbordada por los disturbios y para "restaurar el orden" en las dos provincias. "Lo que estamos viendo ahora son oportunistas actos de criminalidad, con grupos de personas instigando al caos meramente para encubrir saqueos y robos"

"Ningún descontento o circunstancias personales de nuestro pueblo dan el derecho a nadie a saquear, vandalizar y hacer lo que quieran e incumplir la ley", afirmó por su parte el ministro de Seguridad, Bheki Cele, en una rueda de prensa en la que informó el arresto de 757 personas en todo el país, reprodujo la agencia de noticias AFP.

Cele, quien es objeto de duras críticas por la incapacidad de las fuerzas de seguridad de prever y manejar la ola de vandalismo, advirtió que los afectados por los incidentes no deben tomar ahora la justicia por su mano.

Con información de Télam y Europapress