Senador acusado de abuso dejará de ser vicepresidente del Senado

El senador nacional de Cambiemos Juan Carlos Marino declinó este miércoles el cargo de vicepresidente primero del Senado en el que sería reelegido en la sesión de esta tarde, con el argumento de que decidió "esperar el desenlace judicial" que, afirmó, demostrará su "inocencia" en el causa que se le sigue por presunto abuso sexual a una empleada. En una carta enviada a la vicepresidenta Gabriela Michetti, Marino agradeció "el incondicional apoyo" de sus pares del interbloque de Cambiemos, y confirmó que seguía "ajustado a derecho" para que se determine la veracidad o no de la denuncia en su contra formulada por la empleada Claudia Guebel.

"Como todos ustedes saben, me encuentro atravesando un proceso judicial por una denuncia que realizaron en mi contra. Tal como lo expresé en su momento, quiero reiterar mi inocencia en relación a la misma", inidicó en su misiva enviada a la Presidencia del Senado. Marino expresó que era "un hombre de la democracia" que respeta "profundamente la división de poderes" por lo que decidió "ajustarse a derecho desde el primer momento". "Voy a esperar y respetar el desenlace judicial que, no dudo, demostrará mi inocencia. Pero hasta que eso suceda, considero prudente no aceptar la postulación con la que me están honrando nuevamente", finalizó el escrito.

Marino iba a ser reelegido hoy como vicepresidente primero del Senado en la sesión preparatoria en la que se renovará a las autoridades de la Cámara. "No lo vamos a votar; tiene que dar un paso al costado", había exigido más temprano la senadora de La Pampa por el PJ y presidente de la banca de la Mujer, Norma Durango. Las autoridades deben ser votadas por la mayoría del recinto y el cargo le corresponde a la UCR, que deberá ahora proponer el nombre de otro senador o senadora para ese ese puesto.