Reabre al público la histórica Casa Eiffel

La Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Córdoba reabrirá este sábado 24 de septiembre la emblemática Casa Eiffel ubicada en San Jerónimo 3346, en barrio San Vicente. Lo hace junto al CPC (Centro de Participación Comunal) del barrio.
La Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Córdoba reabrirá este sábado 24 de septiembre la emblemática Casa Eiffel ubicada en San Jerónimo 3346, en barrio San Vicente. Lo hace junto al CPC (Centro de Participación Comunal) del barrio.

Vecinos y turistas podrán ingresar y conocer de cerca este ícono, todos los sábados de 16 a 20 horas en la calle San Jerónimo 3346.

Para cada fin de semana se han previsto tres visitas especiales, las que se realizarán a las 17, 18 y 19, con un guía profesional quien dará a conocer  entre otras curiosidades su historia, la de su constructor, mitos, y sobre el por qué la casa se encuentra ubicada en San Vicente. En los horarios restantes, cada visitante podrá recorrer la vivienda de manera particular y conversar con los Amigos de la Casa Eiffel.

La Casa Eiffel fue construida en 1917 por Gustave Eiffel, el creador de la Torre de París, y se encuentra en San Vicente. Antes, la casa era defendida del deterioro por vecinos y la "Asociación Amigos de la Casa Eiffel", quienes ahora trabaja con el municipio para cuidarla.

Las visitas y recorridos con o sin guías son con entrada libre y gratuita, por orden de llegada de acuerdo a la capacidad del lugar. En cada visita guiada se podrá apreciar el valor arquitectónico y su interior donde se encuentran objetos de alto contenido histórico como máquinas de coser, tocadiscos, vajilla e indumentaria que pertenecieron a su última ocupante, Emma Pérez.

Historia de la Casa Eiffel

En el año 1917 ingresaron a la Argentina tres casas prefabricadas, enviadas por la compañía del ingeniero Eiffel. Dos de estos chalets construidos con chapas de acero y vigas de hierro tuvieron como destino nuestra provincia, una en la ciudad de Villa María y la otra en el barrio San Vicente. La tercera vivienda fue enviada a la provincia de Mendoza, luego se vendió y fue trasladada a Chile.

La "Casa Eiffel" de San Vicente, al igual que las otras viviendas que llegaron, se diseñó con la posibilidad de ser desarmada y volver a armar en otro lugar. Todos los chalés se construyeron sobre pilotes de hierro, con paredes de doble chapa de acero, unidos por 10 mil bulones, lo que forman dos plantas y una galería. Además, disponen de un particular sistema de aireación y ventilación natural mediante ranuras en los techos.