Los familiares de las víctimas argentinas ya se encuentran en Nueva York