Llaryora se refirió a lo sucedido en el bar en el que tocó Damián Córdoba

El Intendente aseguró que "fue una vergüenza" y destacó que se haya aplicado la máxima sanción pertinente.
El Intendente aseguró que "fue una vergüenza" y destacó que se haya aplicado la máxima sanción pertinente.

El intendente de Córdoba, Martín Llaryora, repudió el descontrol que se vivió el pasado sábado en Visionaire Ruin Bar, por el incumplimiento de las normativas vigentes por los dueños del local, el cantante Damián Córdoba y un grupo de clientes. "Lo que pasó fue una vergüenza total. No son ejemplos lo que se vio los otros días, por eso somos implacables", dijo en el marco de la presentación del programa de testeos para sectores productivos.

Sostuvo que ese tipo de hechos no pueden volver a repetirse y que por eso ordenó aplicar la máxima sanción pertinente, ya que le revocaron la habilitación. "Sin posibilidad de volverlos a autorizar por violar reiteradamente las normas. Es una vergüenza total, frente a miles que hacen un tremendo esfuerzo, los cuales están dando sus resultados", señaló.

En acuerdo con las cámaras empresariales, de la Industria y Comercio, la Municipalidad de Córdoba hisopará a trabajadores de empresas, fábricas y comercios, acompañando así al sector productivo en el control y posible detección temprana de casos positivos de coronavirus, buscando evitar contagios en el ámbito laboral.

El programa de "Testeos Covid en Apoyo a la Producción y el Empleo", que durará 16 semanas, tiene como objetivo fortalecer los protocolos de bioseguridad del sector privado, evitando la dispersión del virus en los espacios laborales y permitiendo la continuidad de la actividad productiva. En una primera etapa serán cinco las unidades móviles de testeos que visitarán las empresas, número que se incrementará en los próximos días.

Fuente: Celeste Benecchi para Cadena 3