El endoscopista de Pérez Volpin declaró que el equipo funcionaba

El endoscopista Diego Bialolenkier, imputado por "homicidio culposo" junto a la anestesista Nélida Puente por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin en 2018, aseguró en la sexta audiencia del juicio que antes de iniciar el procedimiento probó el equipo y "que funcionaba correctamente". Bialolenkier, que declaró una hora y media sin interrupciones ante el juez Javier Anzoátegui, aseguró haber probado el equipo y que "si hubiera habido un error, no realizaba el estudio". "No sé lo que pasó, juro por Dios que no sé lo que pasó", agregó, entre lágrimas.

El médico también aseguró que "el endoscopio es un elemento totalmente inofensivo". Y agregó: "Lamento mucho lo que pasó porque era mi paciente".

Además, recordó que aquel 6 de febrero de 2018 visitó a la paciente antes del estudio, que "la notó cansada pero en condiciones", y que Pérez Volpin le comentó que "ya se había hecho alguna vez el estudio" y firmó el consentimiento frente a él. "Estoy muy dolido, esto me cambió la vida totalmente. No duermo, estoy bajo tratamiento, tuve que evitar la TV, estoy hace un año y medio sin trabajar y sufro ataques de fobia", contó el endoscopista quien, hacia el final, mostró una presentación sobre cómo funciona el aparato.

Por su parte, la médica y cuñada de Débora Pérez Volpin, Ileana Saenger, dijo hoy durante la sexta audiencia del juicio por la muerte de la periodista que al reunirse con el endoscopista Diego Bialolenkier, quien estaba a cargo de la intervención, "se encontró con una persona en shock" y "no con un médico sólido". Saenger contó que quien habló fue Nélida Puente, la anestesista, quien le dijo que le había dado corticoides al notar que Débora "tenía hinchazón en cara, cuello y hombro". "Me dijo que vio que crepitaba y la ventiló para que recuperara la saturación, pero que el cuerpo seguía deformándose", recordó Saenger.

El juicio oral y público por la muerte de la periodista y legisladora porteña, que comenzó el lunes pasado, día en que empezó también la feria judicial, cuenta con 58 testigos que darán sus testimonios.La agenda trazada por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 8 de la Capital Federal, representado en este proceso por un único juez, Javier Anzoátegui, mantiene por el momento previsto el veredicto para este viernes.