Convocan al personal de riesgo y vacunado de la Policía a que retomen tareas

Trabajadores de las Fuerzas de Seguridad provincial deberán volver a trabajar de forma presencial. Si el trabajador se niega a vacunarse, puede permanecer de licencia pero con retención de haberes.
Trabajadores de las Fuerzas de Seguridad provincial deberán volver a trabajar de forma presencial. Si el trabajador se niega a vacunarse, puede permanecer de licencia pero con retención de haberes.

A más de un año de pandemia de coronavirus, y tras una gran cantidad de resoluciones y excepciones de trabajo en diferentes órdenes de la sociedad, la Policía de Córdoba ha convocado a que el personal que pertenezca a grupos de riesgo y que hayan recibido la vacuna -pasados 14 días de la inoculación- vuelvan a trabajar de forma presencial.

La medida se hace efectiva a través de la Resolución 4/2021 del gobierno nacional. La Circular 159, que lleva la firma de la jefa de Policía, Liliana Zárate Belleti, indica que "el personal que actualmente se encuentra usufructuando Licencia Excepcional por Covid -19 por pertenecer a grupos de riesgo" luego de haber transcurrido 14 días de haber recibido la vacuna contra el coronavirus, "será convocado para prestar servicios de manera presencial" en la Policía de Córdoba.

El documento señala también que "aquel personal que no ha recibido la vacuna, teniendo en cuenta que la misma es de carácter voluntario, deberá manifestar por escrito y en forma fehaciente ante sus respectivas Direcciones de revista antes del día 30-04-2021, su voluntad de recibir la primera dosis de inmunización, y en caso de no hacerlo, a partir del día 01-05-2021, continuará con la dispensa laboral de la Licencia Excepcional por Covid 19, pero CON RETENCIÓN DE HABERES".

El medio Cba24N informó que Alfonso Mosquera, ministro de Seguridad provincial, confirmó que "la policía ha vacunado a 19.589 efectivos y ha ofrecido vacunas a todas las personas con patologías previas". En esta línea, el funcionario señaló que la Circular "no es ninguna amenaza, es una disposición de la jefa que está contemplada en las disposiciones vigentes",

"La gente tiene que trabajar, en la medida que no exista una dispensa debidamente justificada y certificada por la autoridad competente", remarcó Mosquera, invocando que existe un decreto provincial (además del nacional anteriormente citado) que "todos los empleados públicos que han recibido la primera dosis, tienen la obligación de trabajar, en la medida que no acrediten que esa circunstancia importa un riesgo epidemiológico", finalizó Mosquera.