Apps de pedidos: publicidad engañosa y relación laboral

El abogado José Nayi explicó cuáles son las cláusulas de la letra chica en las aplicaciones para pedir delivery, y cómo pueden afectar al consumidor.
El abogado José Nayi explicó cuáles son las cláusulas de la letra chica en las aplicaciones para pedir delivery, y cómo pueden afectar al consumidor.

Las cláusulas abusivas en los términos y condiciones de las aplicaciones móviles para solicitar delivery fueron denunciadas el año pasado, en pleno auge de estos instrumentos de entrega a domicilio. José Nayi, abogado, explicó en Pato a la mañana que luego de las sociedades fuesen imputadas, algunas de las cláusulas contractuales fueron modificadas.

Sin embargo, el letrado expuso que las condiciones prácticamente no cambiaron, ya que establecen que la persona que contrata el servicio (el usuario) es responsable por todo lo que pueda suceder durante la prestación del trabajo.

Es decir, por ejemplo, la app Rappi establece en su contrato inicial que la empresa "no interviene en el perfeccionamiento de las operaciones realizadas entre el Rappitendero y el Usuario, por ello no será responsable respecto de la calidad, cantidad, estado, integridad o legitimidad de la mercadería transportada por el Rappitendero". Tampoco "otorga garantía sobre la veracidad de sus datos personales".

La cláusula señala también que quien contrata el trabajo "lo hace bajo su propio riesgo, y Rappi no se hace responsable por lucro cesante o cualquier otro daño o perjuicio que pudiera sufrir el usuario, el rappitendero, el comercio aliado, los demás comercios o cualquier otra persona en la utilización de la aplicación".

De esta manera, explica Nayi, que el que solicita el delivery "es responsable del contrato directo con esta persona de cadetería", o sea, "vos sos responsable de ese contrato, no Rappi", lo cual se define como "cláusulas abusivas con el consumidor que compra un servicio de lo que sea"

Mirá la nota completa: