Advierten por grupos en redes sociales que promueven la bulimia y la anorexia

Existen grupos de WhatsApp, Facebook, Instagram y hasta Tik Tok que promueven la bulimia, anorexia y la obsesión por la alimentación saludable.
Existen grupos de WhatsApp, Facebook, Instagram y hasta Tik Tok que promueven la bulimia, anorexia y la obsesión por la alimentación saludable.

Una investigación realizada por una psicopedagoga cordobesa alertó acerca de la presencia de grupos en redes sociales que promueven los trastornos de conducta alimentaria (TCA) tales como la bulimia y anorexia. Estas afecciones actualmente predominan en mujeres y especialmente en adolescentes de entre 11 y 22 años.

Con las redes sociales también sucedió que se volvieron más visibles los juicios sociales sobre el cuerpo ajeno y los comentarios negativos pueden conducir a una tendencia de padecer estos trastornos. Derivado de esta situación es que hoy existen grupos de WhatsApp, Facebook, Instagram y hasta de Tik Tok que promueven la bulimia, anorexia y la obsesión por una alimentación saludable.

Para comprobar lo que sucede dentro de estos espacios, la psicopedagoga Mariana Savid (MP. 135610) se infiltró en un grupo de WhatsApp que le permitió alertar a las familias de las adolescentes que participaban en ellos. De esta manera, Savid descubrió, entre otras cosas, que cada una de las enfermedades son llamadas por otros nombres: Pro Ana en el caso de la anorexia, Pro Mia para la bulimia y Pro Alisa para la obsesión por comida saludable.

Además, en cada grupo hay reglas que cumplir para pertenecer y permanecer, categorías de peso y hasta consejos sobre cómo vomitar, cuándo comer y qué dieta es mejor. Cada persona que ingresa al chat, debe presentarse con nombre, edad, especificar el TCA y explicar por qué quiere entrar al grupo.

En diálogo con la prensa la profesional reflexionó sobre esta problemática y explicó que la etapa de la adolescencia es muy vulnerable en cuanto a la “autoimagen” y destacó que las jóvenes, al encontrarse atravesadas por la tecnología, siguen a “influencers” que promueven “cuerpos perfectos”, pero que no son reales debido, al uso excesivo de filtros, y a que también padecen de TCA.

Savid remarcó que la pandemia y las redes sociales multiplicaron los trastornos de conducta alimentaria y provocaron una “distorsión de la realidad”. Es por ello que remarcó como indispensable estar atentos a ciertas conductas de las y los adolescentes tales como los cambios bruscos de peso, la caída del pelo, la obsesión por la imagen corporal, baja autoestima, irritabilidad o aislamiento.