Schiaretti suma policías, celulares y camionetas para "no dejar pasar el narcotráfico"

El gobernador Juan Schiaretti encabezó la entrega de 3.000 dispositivos móviles industriales y 20 camionetas para la Policía. Asimismo, el mandatario anunció la incorporación de 43 nuevos agentes entrenados para "agilizar el funcionamiento de la justicia" y la creación de cinco 5 nuevas delegaciones de la Policía Científica. "Es decisión de este gobierno: no dejar pasar al narcotráfico a nuestra Córdoba. Vamos a seguir trabajando todos los días, porque no hay medidas milagrosas o golpes de efecto, lo que hay es un trabajo sostenido y articulado entre todas nuestras fuerzas", dijo el mandatario.

Los nuevos celulares están provistos con aplicaciones (apps) que permiten consultar bases de datos de personas con pedidos de paradero, orden de captura, vehículos con solicitud de secuestro y del programa Tribuna Segura, entre otra información. Se trata de aparatos duales, lo que significa que pueden emplearse indistintamente como teléfonos inteligentes y como radios para la comunicación interna de la Policía. Asimismo, posibilitan hacer un seguimiento georeferenciado de la actividad policial.

“Estos teléfonos, que entran en etapa experimental, van a desalentar la utilización de dispositivos personales por parte de los policías. Aquellos efectivos que cuenten con estos teléfonos no podrán utilizar sus dispositivos personales durante el horario de servicio”, explicó el secretario de Seguridad Alfonso Mosquera.

Asimismo, también se hizo entrega de camionetas Volkswagen Amarok para la Policía Científica. Se trata de cinco unidades equipadas para el traslado de personas fallecidas y otras cinco para tareas de apoyo en las nuevas delegaciones del organismo en Río Cuarto, Villa María, San Francisco, Villa Dolores y Deán Funes. La Fuerza Policial Antinarcotráfico, a la vez, recibió 10 camionetas de la misma marca equipadas con tecnología de última generación y adaptadas para el traslado de canes y equipamiento.

“Para nosotros la seguridad es una política de Estado, donde están englobadas todas las fuerzas de la Provincia, los municipios, la Justicia y la sociedad civil. Esto exige el trabajo mancomunado. Lo que estamos haciendo hoy es un eslabón más de ese trabajo permanente en la lucha contra la delincuencia”, dijo Schiaretti.