Los mensajes que los rugbiers escribían desde la cárcel en una cuenta de Instagram para defenderse

Los teléfonos de Blas Cinalli y Enzo Comelli, acusados de matar a Fernando Báez Sosa, fueron incautados el domingo pasado por el Servicio Penitenciario Bonaerense.
Los teléfonos de Blas Cinalli y Enzo Comelli, acusados de matar a Fernando Báez Sosa, fueron incautados el domingo pasado por el Servicio Penitenciario Bonaerense.

Dos teléfonos celulares encontrados en la celda que comparten Blas Cinalli y Enzo Comelli fueron secuestrados por los guardiacárceles. Se trata de dos de los ocho acusados del asesinato ocurrido el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell .

Personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) confirmó el secuestro de los teléfonos durante una requisa realizada el último domingo. Esta se realizó para corroborar “un supuesto uso indebido” de los teléfonos durante el fin de semana. La sospecha es que Comelli y Cinalli habrían interactuado con cuentas que los apoyan en en la red social Instagram. En ese sentido, explicaron que el perfil de apoyo al que se refirieren -y que ya no está disponible- es la cuenta “rugbiers.zarate”. Desde allí se publicaron mensajes como “basta de violencia” o “basta de odio”.

Los mensajes están dirigidos a los acusados por el crimen de Báez Sosa y a sus familias. En las publicaciones, se pide que sean protegidos por “Dios y la Virgen María”. Además, se hace referencia a “esta semana y la próxima”. Esto se debe a que entre hoy y mañana se llevarán adelante los alegatos y el martes 31 de enero se conocerá el veredicto. En el perfil también se habían realizado otros reclamos a favor de los imputados, como el fin de la “condena social

Cuenta con más de 5.500 seguidores, no tiene publicaciones, aunque comparte comentarios a favor de los imputados. Las fuentes señalaron que si bien los rugbiers pueden tener celulares, tienen prohibido usarlos en las redes sociales.