El pedido de la fiscalía: perpetua para todos los rugbiers

Los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García dijeron que "todos hicieron todo para matar" a Fernando Báez Sosa. Además postularon que el crimen fue premeditado.
Los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García dijeron que "todos hicieron todo para matar" a Fernando Báez Sosa. Además postularon que el crimen fue premeditado.

Los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García pidieron la pena de prisión perpetua para los ocho rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa ocurrido el 18 de enero de 2020 frente al boliche Le Brique en Villa Gesell. Dijeron que los acusados atacaron a la víctima "por sorpresa" y bajo "traición" y que lo mataron tras golpearlo "brutalmente".

Cabe recordar que este miércoles empezaron los alegatos y el martes de la semana que viene el juzgado podría emitir su sentencia. Durante las casi cuatro horas de alegatos, los fiscales se explayaron en las pruebas y testimonios que se presentaron durante las 13 audiencias del juicio y dieron a conocer los motivos por los cuales los ocho acusados son coautores del asesinato, y manifestaron que "todos hicieron todo para atacar y matar a Fernando".  "Se los acusa a todos por igual por el delito de homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones", indicó Dávila

Antes, su colega, el fiscal Gustavo García había considerado que los imputados atacaron "por sorpresa, a traición, sin que tuviera ninguna posibilidad de defenderse" a la víctima, y sostuvo que "no hubo pelea" entre ambos grupos, por lo que encuadró el delito en la figura de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones".

La fiscalía exhibió las imágenes captadas adentro del boliche y analizadas por la Policía Federal Argentina, donde, según dijo García, "se observa a Máximo Thomsen señalando a alguien. Estamos convencidos de que era a Fernando y luego hace un gesto amenazante".

García dijo que tras la expulsión de "Le Brique", los acusados permanecieron "alrededor de siete minutos cerca de Fernando y sus amigos, acordando durante ese período de tiempo matar a Fernando Báez Sosa esperando el momento adecuado para hacerlo".