La Superliga Europea en estado crítico: se siguen bajando equipos del torneo