fbpx
Más Noticias

Kicillof asumió y adelantó que suspenderá aumentos de tarifas

"Si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado, es un saqueo", dijo en su discurso de asunción el flamante gobernador bonaerense. Advirtió que la Provincia no puede afrontar la deuda contraída.

Axel Kicillof asumió la gobernación de la Provincia de Buenos Aires y adelantó que suspenderá los aumentos tarifarios eléctricos previstos para enero. “Si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado, no es tarifa, es un saqueo”, señaló Kicillof en su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa provincial, en La Plata. El flamante gobernador recordó que la Corte Suprema, en un fallo de 2017, dijo que las tarifas tienen que ser razonables, que las empresas tengan una rentabilidad normal”, y “que todos puedan abonar esas tarifas”.

En ese sentido adelantó que “ese aumento de tarifas, que se iniciaba en enero, lo vamos a dejar sin efecto, no lo digo porque no haya voluntad de no respetar contratos; tenemos que revisar lo actuado: por eso convoco hoy a las empresas del sector para trabajar en un esquema que sea justo, sostenible, razonable y que la gente, las empresas, los productores lo puedan pagar”.

Kicillof, que juró “ante Dios y los bonaerenses a trabajar sin descanso y con honestidad para reconstruir la provincia de Buenos Aires, para recuperar los derechos perdidos”, criticó a la gestión saliente: “Cambiemos se basó en el marketing político”. Asimismo, dijo que desea “transformar la provincia”. “Ganó la idea de que la provincia de Buenos Aires vuelva a ser productiva y no especulativa, solidaria, y no egoísta”, aseguró.

Asimismo, adelantó que declarará la emergencia en la provincia de Buenos Aires por la situación de las finanzas que dejó María Eugenia Vidal, que no le alcanza, aclaró, para cubrir las obligaciones del próximo mes. Precisó que el gobierno de Vidal “deja una caja de 25.000 millones de pesos; tendremos que verlo, el problema no es cuánto queda en la caja, sino las obligaciones que hay que atender y lo que podemos decir es que eso no alcanza para los próximos 30 días; entre sueldos y obligaciones de deuda totalizan 40 mil millones de pesos, a eso se agrega el pago a proveedores que estimamos por 50 mil millones de pesos”.

“En el último tiempo se frenaron muchos pagos y eso se ve en la obra pública”, destacó el gobernador y apuntó que “afectó también al Banco Provincia”, y en ese sentido remarcó que “se redujo la parte de los préstamos al sector privado en un 11%”.

“La mejor política para terminar con la vulnerabilidad, con el hambre, es dar trabajo”, dijo, y puntualizó que “el comercio y la industria atraviesan una situación dramática”.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires precisó además que “el comercio y la industria atraviesan una situación dramática” y detalló que “en cuatro años cerraron 3.300 pymes industriales” y agregó que “bajaron sus persianas 9.500 comercios que no son números: son personas, hogares, mujeres, niños, trabajadores, es gente de carne y hueso”.

“Están dejando un desempleo muy alto, una inflación muy alta, una deuda muy alta y las condiciones del país y la provincia muy bajos”, aseguró. Y adelantó: “Voy a pedir a la Legislatura que me acompañe con las emergencias que esta Provincia tiene, presentaré en su debido momento el proyecto correspondiente”, en alusión a la declaración que permite la reasignación de recursos económicos y humanos para los sectores de mayor urgencia.

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close