fbpx
Economía

Indec y las desigualdades económicas entre hombres y mujeres

El organismo publicó un informe donde se traslucen cómo las mujeres continúan viviendo en desigualdad económica con respecto a sus pares masculinos.

En el trabajo, en las tareas domésticas, en el cuidado de los hijos y en los puestos de jerarquía: en todos los niveles, las mujeres se enfrentan a la desigualdad económica. Así lo demuestra este informe realizado por el Indec, donde explicaron en detalle cómo se vive esta realidad en el Gran Buenos Aires, y que puede reflejarse hacia el interior del país.

Según este estudio, basado también en datos desagregados del Censo 2010, por cada 100 pesos que gana en promedio un varón, una mujer gana 79. Además, mientras 8 de cada 10 hombres de entre 30 y 64 años participa en el mercado laboral, solo 5 de cada 10 mujeres de ese rango etario lo hace.

De acuerdo con el último censo realizado en 2010, para el total de la población hay 105 mujeres por cada 100 varones, mientras que en la población de 65 años y más, hay 145 mujeres por cada 100 varones.

Sin embargo, pese a que “las mujeres han tenido un rol preponderante en los cambios demográficos de las últimas décadas”, con mayor sobrevida y mayor presencia relativa en la población envejecida, “siguen existiendo brechas estructurales con respecto a los varones, y entre las propias mujeres, en temas como inserción laboral, reparto de tareas domésticas y de cuidado, niveles de ingreso o acceso a puestos jerárquicos”, advirtió el Indec.

A pesar de alcanzar, en promedio, mayores niveles educativos que los varones, señaló el organismo oficial, “las mujeres siguen mostrando una menor participación en el mercado laboral y, cuando lo hacen, son más propensas a situaciones de subocupación horaria y desocupación”.

Esta menor participación, apuntó el estudio, “se da en paralelo con una mayor presencia femenina en las actividades domésticas y de cuidado de niños y niñas al interior del hogar”. La investigación también señaló que “con similares niveles de informalidad laboral, el ingreso medio de las mujeres asalariadas sin descuento jubilatorio representa el 70% del de los varones”.

Otra conclusión del informe es que las mujeres con mayores niveles educativos presentan una menor brecha de género en el ingreso medio: una de cada 10 mujeres con nivel universitario (completo o incompleto) está subocupada, mientras que 2 de cada 10 mujeres que no completó el secundario está en esa condición.

En salud (en ese sector y en servicios sociales 7 de cada 10 personas ocupadas son mujeres), por cada 100 pesos que gana en promedio un varón, una mujer gana 89.

También hay desigualdad en las tareas domésticas, ya que 5 de cada 10 varones realizan tareas del hogar, mientras que la relación en las mujeres es de 8 de cada 10.

Una de las actividades más afectadas por la pandemia del coronavirus fue el servicio doméstico, la rama de ocupación con mayor índice de feminización en la Argentina que se caracteriza por una importante presencia de empleo informal e ingresos laborales bajos.

En el tercer trimestre de 2020, 2 de cada 10 mujeres percibieron subsidios o ayudas sociales, el doble que en igual período de 2019 y el doble que los varones.

Además de los cambios en el empleo y los ingresos, la pandemia incidió en la división de las tareas al interior del hogar. En el Gran Buenos Aires, por ejemplo, 3 de cada 4 hogares declararon que la dedicación principal de las tareas de apoyo escolar estuvo a cargo de las mujeres.

Asimismo, 2 de cada 3 hogares del Gran Buenos Aires respondieron que la dedicación principal de las tareas domésticas estuvo a cargo de las mujeres. Respecto a las tareas de cuidado, la relación fue de 7 de cada 10 hogares.

Estos cambios estuvieron acompañados por un fuerte aumento en el nivel de ansiedad, que en el Gran Buenos Aires se presentó en 2 de cada 3 mujeres.

Con información de Indec y Chaco Día por Día

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close