El FMI tratará la aprobación de metas del segundo y tercer trimestre

Tras la aprobación se liberarán de manera inmediata fondos por unos US$ 4.000 millones, que pasarán a las reservas del Banco Central.
Tras la aprobación se liberarán de manera inmediata fondos por unos US$ 4.000 millones, que pasarán a las reservas del Banco Central.

Un panorama que no resulta alentador: ese es el planteo que hace el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la economía argentina para el 2023. Así lo dejó en claro la directora del organismo, Kristalina Georgieva , al avizorar un duro futuro con una alta inflación y riesgos de recesión para el país en el año entrante.

Aun así la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, confirmó con aire esperanzador que "por primera vez en su historia" el FMI tratará el viernes la revisión de dos períodos conjuntos del Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF) que firmó con la Argentina, por lo que el Gobierno confía en "tener la aprobación del segundo y tercer trimestre" del corriente año.

"Estamos confiados en la aprobación del próximo viernes por parte del FMI y que los números de la macroeconomía nos permitan seguir en esta senda de ordenamiento", dijo Cerruti esta tarde en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

Por otra parte, señaló que los desembolsos programados por parte de organismos internacionales como el Banco interamericano de Desarrollo (BID) después del compromiso sellado durante la visita del ministro de Economía, Sergio Massa, a Washington y las divisas liquidadas en el mercado de cambio en septiembre, sumarán 5.000 millones de dólares a las reservas.

"Esto nos permite superar la meta de acumulación de reservas del tercer trimestre", afirmó Cerruti. En rigor, Economía ya logró la aprobación de las metas por parte del staff del FMI, que lidera el brasileño Ilan Goldfajn, lo que llevó a la titular del organismo, Kristalina Georgieva, a elevar el informe al directorio para su discusión.

Tras la aprobación por parte del Directorio, se liberarán de manera inmediata fondos por unos US$ 4.000 millones, que pasarán a engrosar las reservas del Banco Central.