Día Mundial del Corazón: hábitos a seguir para cuidarlo

Para cuidar el corazón los especialistas recomiendan tener hábitos saludables y, entre ellos, se destaca tener una alimentación saludable que reduzca el consumo de sal, evitar el consumo de grasas saturadas y aumentar la ingesta de omega 3 y pescado.
Para cuidar el corazón los especialistas recomiendan tener hábitos saludables y, entre ellos, se destaca tener una alimentación saludable que reduzca el consumo de sal, evitar el consumo de grasas saturadas y aumentar la ingesta de omega 3 y pescado.

El Día Mundial del Corazón se celebra cada 29 de septiembre desde el año 2000. La fecha, fue declarada por la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de concientizar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento. Cada año, el Día Mundial del Corazón se centra en un lema y este 2022 el lema es: "Usa el corazón para cada corazón".

Los promotores de este evento piden al mundo que usen el corazón de la mejor forma para la Humanidad, la Naturaleza y para ellos mismos, para cada persona. Porque la salud cardiovascular le importa a cada corazón que late.

Factores de riesgo que afectan al corazón

Existen algunas patologías y factores de riesgo que pueden afectar la salud cardíaca. Entre las primeras, da Silveira enumera: hipertensión, diabetes, obesidad y colesterol. 

Por otra parte, la ingesta abusiva de sal, azúcar y harina blanca provoca la inflamación del endotelio (revestimiento de las arterias por las que circula la sangre) y, con el paso de los años, contribuye a la formación de placas de colesterol que conducen al infarto agudo de miocardio.

Otros factores de riesgo que perjudican al corazón son el tabaquismo, sedentarismo, antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, estrés emocional crónico, sentimientos de ira, angustia y depresión, consumo diario de alcohol y uso de drogas. 

Consejos para prevenir enfermedades coronarias

Si bien algunos factores de riesgo, como los antecedentes familiares, no se pueden modificar, la OMS advierte que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir abordando hábitos conductuales. 

Entre los más importantes, los especialistas señalan: 

1. Llevar una dieta sana y equilibrada

2. Hacer ejercicio regularmente

3. No fumar

4. Evitar el alcohol

5. Realizarse chequeos médicos periódicamente

6. Controlar el estrés

7. Consultar a un profesional de la salud y tomar la medicación prescrita