Caso Lucio Dupuy: las pericias arrojaron que asesinaron al menor porque “interfería en la convivencia de la pareja”

Las acusadas nunca asumieron la responsabilidad del asesinato de Lucio, ahora las pericias terminan de complicar aun más la situación de las detenidas.
Las acusadas nunca asumieron la responsabilidad del asesinato de Lucio, ahora las pericias terminan de complicar aun más la situación de las detenidas.

Magdalena Espósito Valenti, la mamá de Lucio Dupuy, y su pareja Abigail Páez, permanecen detenidas e imputadas por el crimen del menor ocurrido a fines del año pasado. Si bien ninguna de las dos acusadas acepto su culpabilidad en el hecho, el resultado de los exámenes psicológicos a los que fueron sometidas se conoció en las últimas horas y complicó aun más la situación procesal de ambas.

Los peritajes realizados hace un mes y que se dieron a conocer en las últimas horas establecieron que ambas asesinaron al menor porque “interfería en la convivencia de la pareja”, tienen rasgos de perversidad, tienen un desprecio hacia el género opuesto, además las acusadas declararon que no querían ser madres. Las pericias concluyeron que son imputables y que comprenden la criminalidad de sus actos.

Por otra parte, Ramón Dupuy, el abuelo de la víctima afirmó: "la progenitora declaró que nunca quiso ser madre, lo cual es mentira porque ella buscó a Lucito”.

Lee también Por el caso Lucio las denuncias por maltrato infantil se disparan un 73%

Valenti, la madre de la víctima, está imputada por los delitos de homicidio triplemente calificado por el vínculo, con ensañamiento y alevosía, en concurso real con abuso sexual ultrajante por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado.

Con respecto a la situación de su pareja, la justicia la imputó por homicidio doblemente agravado por ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual ultrajante por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado.

Caso Lucio Dupuy

Lucio fue asesinado el 26 de noviembre pasado tras sufrir reiteradas golpizas por parte de Valenti, su madre, y Páez, la pareja de ella. La autopsia determinó que el menor murió por “múltiples golpes” y, además, se comprobó que tenía marcas de mordeduras y quemaduras de cigarrillo previas al hecho y signos de haber sido abusado sexualmente.

El padre de Lucio, Christian Dupuy se había presentado en la justicia en reiteradas ocasiones para poder tener la custodia del niño, pero aseguró que jamás fue escuchado.