fbpx
Más Noticias

Ecuador: por muerte de compañeros, indígenas retienen a policías

Luego de la represión contra los manifestantes que se oponen al "paquetazo" de Lenín Moreno, la confederación de pueblos originarios pidió que no haya más "derramamiento de sangre". Hubo ocho muertos desde que comenzaron las protestas.

Miembros de la comunidad indígena de Ecuador retienen a ocho agentes de la Policía Nacional, en reclamo del cese de la represión que dejó un saldo provisorio de ocho muertos, entre los que hay tres integrantes de pueblos originarios. En el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en Quito, los dirigentes también piden la liberación de sus compañeros detenidos y la entrega de los cuerpos de quienes fallecieron durante la represión, que ya fue denunciada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Defensoría del Pueblo de Ecuador.

Asimismo, hay periodistas que estuvieron en el recinto que denunciaron un «secuestro», pero la dirigencia indígena afirma que ni los comunicadores ni los policías están secuestrados. Entre los periodistas estuvo el argentino Nelson Castro, quien estuvo dos horas en el recinto contra su voluntad: «La prensa ecuatoriana muestra una visión diferente de lo que está sucediendo y esto es criticado por los manifestantes. Por este motivo, en un momento del congreso uno de los dirigentes tomó la palabra y dijo: ‘Estamos teniendo información de que está viniendo carros de policía. Por lo tanto, vamos a decirle a la prensa que va a permanecer aquí. Nadie puede salir», relató Castro, en diálogo con TN.

Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), solicitó este jueves a las autoridades que se les entregue los cuerpos de sus compañeros fallecidos, durante la marcha indígena. Los uniformados se encuentran en buen estado. Sobre el escenario y junto con los policías, Leónidas Iza, del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) pidió al oficial más antiguo que se contactara con el Comandante de la Policía para que le pida al Gobierno que se detenga la represión contra los manifestantes del movimiento indígena que reclaman la derogatoria del Decreto 883 que eliminó los subsidios de los combustibles en Ecuador. Los agentes que fueron retenidos por el movimiento indígena se encontraban vigilando las instalaciones de ese establecimiento.

Durante la mañana de este jueves, la Defensoría del Pueblo confirmó la muerte de Inocencio Tucumbi, dirigente de la Conaie en Cotopaxi, por un trauma cráneoencefálico, en las manifestaciones en Quito. Jaime Vargas dijo este jueves en el Ágora que el movimiento indígena solicita que se les entregue los cuerpos de tres compañeros que aparentemente se encuentran en el Hospital Eugenio Espejo de Quito, para llevarlos a sus comunidades. Iza agregó que mientras no lleguen los cuerpos de sus compañeros fallecidos, no liberarán a los ocho policías retenidos en el Ágora. «No queremos más derramamiento de sangre», dijo el dirigente.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión emitió un pronunciamiento el jueves 9 de octubre en donde expresó «su preocupación ante el uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de seguridad de Ecuador y la escalada de la violencia por parte de manifestantes». Según información que conoce la CIDH, existen «decenas de personas de heridas, 477 personas detenidas y 31 periodistas agredidos.

Las protestas comenzaron el 1° de octubre, cuando el presidente Lenín Moreno, en el marco de un acuerdo con el FMI, eliminó un subsidio a los combustibles, recortó las vacaciones y sueldos de los empleados públicos. La fuerza de las protestas forzó al gobierno a imponer el estado de excepción, toque de queda y mudar la sede el Poder Ejecutivo a Guayaquil, a unos 400 kilómetros al sur de Quito.

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close