La liga española se suspendió por tiempo indeterminado