Francisco: "No se puede vivir de subsidios"

El en el marco del 57° Coloquio Idea, el Papa emitió un video mensaje donde remarcó la importancia de dignificar el trabajo.
El en el marco del 57° Coloquio Idea, el Papa emitió un video mensaje donde remarcó la importancia de dignificar el trabajo.

Este jueves el Papa Francisco participo mediante un videomensaje del 57° Coloquio de Idea. En su discurso pidió "brindar fuentes de trabajo diversificadas", tras asegurar que "los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria. Además calificó como "indispensable" el diálogo entre empresarios y trabajadores.

Luego de saludar el espacio de diálogo propuesto por la Fundación Idea y la Unión de trabajadores de la Economía Popular, el Papa argentino destacó el valor del trabajo para la "dignidad".

"Porque no me cansaré de referirme a la dignidad del trabajo. Lo que da dignidad es el trabajo. El que no tiene trabajo, siente que le falta algo, le falta esa dignidad que da propiamente el trabajo, que unge de dignidad", sostuvo Jorge Bergoglio.

En ese marco, criticó interpretaciones sobre sus palabras y afirmó que "algunos me han hecho decir cosas que yo no sostengo: que propongo una vida sin esfuerzo, o que desprecio la cultura del trabajo. Imagínense si se puede decir eso de un descendiente de piamonteses, que no vinieron a nuestro país con ganas de ser mantenidos sino con un enorme deseo de arremangarse para construir un futuro para sus familias".

Para el sumo pontífice, "el trabajo expresa y alimenta la dignidad del ser humano, le permite desarrollar las capacidades que Dios le regaló, le ayuda a tejer relaciones de intercambio y ayuda mutua, le permite sentirse colaborador de Dios para cuidar y desarrollar este mundo, le hace sentirse útil a la sociedad y solidario con sus seres queridos".

En esa línea, el Papa aseguró: "queda claro que los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria. No se puede vivir de subsidios, porque el gran objetivo es brindar fuentes de trabajo diversificadas, que permitan a todos construir el futuro con el esfuerzo y el ingenio".

Y agregó: "por ser diversificadas, abren el camino para que las distintas personas encuentren el contexto más adecuado para desarrollar sus propios dones, ya que no todos tienen las mismas capacidades e inclinaciones".

Por último Francisco sostuvo que "Por esta senda creo que el diálogo entre los empresarios y los trabajadores es no sólo indispensable sino también fecundo y prometedor", destacó por último, antes de resaltar el "propósito tan noble" del coloquio.

Fuente: Vatican News