El líder de Irán prometió vengar la muerte de Soleimani

El general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, y el sublíder de la coalición de milicias mayoritariamente chiitas iraquíes Unidades de Movilización Popular, Abu Mahdi al Muhandis, murieron anoche en un ataque estadounidense con misiles en el Aeropuerto Internacional de Bagdad.

En el ataque habrían muerto al menos otras siete personas, cuatro de nacionalidad iraquí y tres de nacionalidad libanesa.

El Pentágono admitió la responsabilidad estadounidense en el ataque y lo atribuyó a que "buscaba disuadir planes bélicos de Irán", cuyo líder Ali Jamenei prometió "venganza contra los asesinos", mientras que Irak repudió el crimen.

"El general Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región", señaló el Pentágono en un comunicado citado por medios locales.