El gobernador Schiaretti se toma cuatro días de descanso