Disturbios en la inauguración de la Feria del Libro

La apertura de la 44° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires estuvo interrumpida por la protesta de docentes y estudiantes porteños.

"Hay un estado de indefensión de los escritores ante ciertos usos y costumbres que deberían ser revisados", dijo Claudia Piñeiro durante su discurso inaugural, luego de que hablara Martín Gremmelspacher, presidente de la Fundación El Libro, y de que el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, debiera suspender su alocución ante una ruidosa protesta contra el proyecto de creación de la Universidad de Formación Docente.

El ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, tampoco pudo hacer uso de la palabra: "Lamentablemente una patota de autoritarios nos impidió hablar en la inauguración de la Feria del Libro. Pretender dar lecciones de democracia acallando voces tiene un único nombre: fascismo", declaró Avelluto en redes sociales.

Luego se procedió al corte de cinta, sin la presencia de los funcionarios, dejando así inaugurada la 44° edición de la Feria del Libro de Buenos Aires.

La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que se extenderá hasta el 14 de mayo en el predio de La Rural de Palermo, contará este año con 400 stands y más de 100 invitados Internacionales de la talla de Paul Auster, Yasmina Reza, Mario Vargas Llosa, John M. Coetzee, Richard Ford y Arturo Pérez-Reverte.

Este año la apuesta va de la mano de las letras uruguayas, la programación para jóvenes hará lo suyo con un encuentro de Booktubers, otro de Bookstagrammers y una convención de Bloggers; y como novedad se estrena el espacio Diversidad Sexual y Cultura dedicado a pensar la producción cultural, artística y política de las distintas comunidades sexuales.

Fuente: Télam