Una médica asistió un parto por teléfono

Ana Salomone, coordinadora del call center del 107, ayudó a que Macarena pudiera dar a luz a su hijita Helena.
Ana Salomone, coordinadora del call center del 107, ayudó a que Macarena pudiera dar a luz a su hijita Helena.

Una joven mamá de 21 años fue asistida telefónicamente por una profesional del 107 para dar a luz a su bebita, Helena. La médica se llama Ana Salomone y es coordinadora del call center del servicio de emergencias municipal.

Macarena llamó por teléfono cuando rompió bolsa y ya había entrado en trabajo de parto, a sus 38 semanas de gestación. Se encontraba sola en su casa y sin posibilidad de acercarse a un hospital por sus propios medios. Del otro lado del teléfono, la dra. Salomone le dio instrucciones a la mamá, quien estaba en un estado de desesperación por la situación.

Sin embargo, el proceso se llevó adelante con la relativa normalidad de un parto, y la bebé nació sin dificultades. El diálogo entre ambas es emocionante:

—Cada vez que venga una contracción, respirá, respirá mi amor.
—Ahí sale, ahí sale—se escucha a Macarena.
— Por favor, no corten el cordón (umbilical). Limpien el bebé, límpienle la vía aérea. Pónganlo sobre el pecho de la mamá. No corten el cordón, cúbranlo y flexiónenle la espalda para estimularlo. Límpienle la naricita y la boca. ¿Respira el bebé?

En un momento, se escucha que gritan que ya había salido la cabecita. Ante los gritos, Ana llevó tranquilidad: "El bebé va a nacer sí o sí. Y nacen solos prácticamente. Lo único que hay que hacer es evitar que salgan en mala forma".

Luego se escucha el llanto de la nena y Ana la felicita por el trabajo. Macarena, mientras aún hablaba con la médica, recibió a su madre quien había llegado tras el llamado de su hija y la ayudó con la situación. Cuando Helena ya había nacido, llegó la ambulancia para terminar de asistir a la joven y cortar el cordón umbilical de la niña.

Según explicó Salomone, en estas situaciones la persona no debe cortar el cordón umbilical porque lo harían con “material que no es aséptico -esterilizado- y condena al bebé que pase por un antibiótico terapia para prevenir una posible infección. Si se mantiene conectado a la placenta y lo ponemos sobre el pecho de la madre, va a sentir los latidos cardíacos de su mamá igual que si estuviera en la panza, va a sentir la temperatura en la piel y se mantiene conectado al cordón. El profesional médico cuando llegue será el encargado de cortar el cordón”, detalló.

Con información de El Doce y Cba24N