Realizan abrazo solidario al Garzón Agulla

Un grupo de padres, alumnos y maestros de la Escuela Normal Superior Agustín Garzón Agulla se concentró alrededor del establecimiento educativo, en reclamo de un análisis químico completo y modalidades alternativas de enseñanza. Es que en el colegio se encontró amianto, un material cancerígeno, y tras una limpieza, las clases estuvieron totalmente suspendidas durante dos semanas.

Luego de esa inhabilitación temporal, que duró del 14 al 27 de agosto, el Ministerio de Educación de la Provincia pidió que volvieran las clases pero una parte de la comunidad de la escuela considera que hay riesgo para la salud. Es por eso que desde ese momento, organizan manifestaciones para “que se tome conciencia de la situación”, según relató a Canal C Giuliana Caddei, delegada de 6to año.

“A nosotros nos dicen que el colegio está en condiciones, pero mediante un papel que no está firmado por nadie”, narró la joven. Caddei afirmó que ellos quieren que “quieren tener clases, pero no en malas condiciones: está la posibilidad de tener clases virtuales”. Asimismo, la delegada aseguró que el protocolo para estos casos dicta que “debe hacerse un análisis total” después de la limpieza, antes de que se retomen las actividades. Sin embargo, “mientras estamos en el abrazo, hay gente del terciario, que es el turno nocturno teniendo clases”, contó la estudiante.

“No porque sea educación pública, tenemos que estar arriesgando nuestra salud”, concluyó.