Otra encuesta revela que la mayoría de los japoneses quiere la cancelación de los Juegos Olímpicos