La sequía alcanza a 11 provincias y genera pérdidas en el campo

La falta de lluvias en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, San Luis, La Pampa, Entre Ríos, Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Jujuy está generando pérdidas en la actividad agropecuaria además de severos trastornos, según detallaron autoridades y productores de la región.

En Córdoba, por su parte, las precipitaciones son "menores a los niveles históricos" para esta época del año y, según manifestó el secretario de Agricultura de la provincia, Marcos Blanda, "los cultivos que más están sintiendo el impacto son el trigo y el garbanzo", aunque "hay que esperar los resultados finales de producción para saber de qué manera lo afectó", ya que las mediciones sobre el comportamiento de los cultivos está en etapa preliminar.

En Entre Ríos, solo el sureste de la provincia presenta reservas hídricas entre óptimas y adecuadas, en tanto que el resto del territorio posee entre regular y escasas aguas para el cultivo; y desde abril, a excepción de junio, la precipitación resultó por debajo del valor promedio.

En San Luis, la falta de lluvias, sumada a la pandemia, complica la situación de los productores agropecuarios que se han visto obligados a vender vientres por la falta de pasto para alimentarlos. El presidente de la Sociedad Rural de San Luis, Guillermo Pagano afirmó a la prensa local que el sector "está muy complicado, sobre todo en la zona oeste, donde en su mayoría son campos de cría" porque vienen acumulando "una sequía de dos años y los problemas son mayúsculos".

 

 

 

Fuente: Télam