Estiman que habría 5 mil hectáreas quemadas por los incendios

Por el fuego en Potrero de Garay, Epec se presentó ante la Fiscalía de Alta Gracia.
Por el fuego en Potrero de Garay, Epec se presentó ante la Fiscalía de Alta Gracia.

Durante la semana, dos focos ignífugos se desataron en Córdoba y provocaron cientos de destrozos. Uno de ellos se desató en Atos Pampa e Intiyaco y otro, en Potrero de Garay, donde alrededor de 20 casas quedaron destruidas. Ante esto, autoridades provinciales estiman que cinco mil hectáreas fueron quemadas y casi dos mil animales quedaron afectados.

El dato fue estimado por el el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, quien en comunicación con Cadena 3 aseguró que están trabajando para socorrer a las especies afectadas por el fuego en Potrero de Garay, Atos Pampa e Intiyaco.

“Lo que hacemos es evitar que los animales anden por la ruta”, explicó y dijo que están instalando boyeros eléctricos para cercar el área, además de entregar equipos de fardo para alimentarlos. “Trabajamos con Senasa y veterinarios de la zona para auxiliar a los que están más complicados”, detalló.

Por otra parte, dijo que también buscan “acompañar al productor para que pueda salvar lo que tiene”. “Les brindamos herramientas como financiamiento, alambrado, boyeros, aportes de dinero para capital productivo”, confirmó.

Mientras la Justicia intenta identificar el origen de los fuegos, en los Tribunales de Alta Gracia se investiga el inicio del foco de Potrero de Garay. Hasta el momento, la suma de testimonios indican que las primeras chispas habían iniciado con la caída de cables de una linea de energía de Epec.

Ayer, la empresa provincial, en un comunicado, señaló que “se encuentra a disposición de la Justicia, habiendo ofrecido al fiscal interviniente todo el material técnico relacionado a la operación de esa línea de media tensión como los informes sobre los trabajos de mantenimiento realizados en los últimos tiempos y los registros de operación de la línea que salió de servicio a las 9.45 del día del evento”.

El año pasado, uno de los mayores incendios (en La Cumbre) también había sido adjudicado a un corte de cables por el viento.