Elecciones Ecuador: habría balotaje

Tras una jornada tranquila y en medio de una noche muy tensa con un escrutinio muy lento, el candidato presidencial del correísmo, el joven economista Andrés Arauz, que ganó hoy con mucha holgura en las elecciones de Ecuador, según el conteo rápido oficial y dos sondeos privados de boca de urna, celebró el "abrumador" apoyo recibido y habló de una "potencial segunda vuelta".

"No hay ninguna duda, estamos en el primer lugar. (...) Se confirma nuestro rol como los triunfadores de esta primera vuelta electoral con un margen importante frente a los demás. Recibimos un apoyo abrumador en todo el país", celebró Arauz en su bunker de campaña.

"Vamos a tener una cantidad de asambleístas sustancial que nos va a permitir una gobernabilidad adecuada", agregó, mostrándose confiado de que será el próximo presidente de Ecuador, aunque habló de "una potencial segunda vuelta", dado los resultados preliminares y el escrutinio parcial.

Más tajante había sido el expresidente Rafael Correa unos minutos antes desde Twitter y había desnudado una vez más el clima de desconfianza que existe en Ecuador tras una campaña plagada de obstáculos y denuncias.

"El 'conteo rápido' del CNE (Consejo Nacional Electoral) nos da 31%. Todo saben que eso es mentira. En los mismos datos reales ya ingresados, estamos en alrededor del 38%. ¡A cuidar cada voto! El engaño es evidente", tuiteó el exmandatario desde Bélgica, donde vive desde que terminó su mandato en 2017 y desde donde siguió la campaña por una confirmación en tiempo récord de una condena por corrupción.

Mientras el correísmo pide paciencia hasta que termine el escrutinio y no abandona la esperanza de ganar en primera vuelta, la otra gran incógnita que dejaron los primeros resultados es, de haber balotaje, quién competirá contra Arauz.

Según el conteo provisional del CNE, el candidato del partido indígena Pachakutik, Yaku Pérez, y el hombre de unidad de la derecha, el empresario Guillermo Lasso, pelean ese lugar con un empate técnico.

El primero obtuvo un 20,04%, mientras que el segundo quedó al borde del 20%, aunque minutos después del anuncio un vocero del CNE advirtió que el segundo y el tercer puesto se habían invertido.