Argentina recibirá históricas inversiones para producir hidrógeno verde

La empresa australiana Fortescue Future Industries invertirá 8.400 millones de dólares. Tendrá su base en Río Negro.
La empresa australiana Fortescue Future Industries invertirá 8.400 millones de dólares. Tendrá su base en Río Negro.

En su paso por la cumbre sobre cambio Climático COP26, el presidente Alberto Fernández logró una negociación millonaria para que nuestro país produzca hidrógeno verde. Será gracias a la firma australiana Fortescue Future Industries, que invertirá U$D 8.400 millones para instalar sus bases en Río Negro.

El anuncio de la inversión será realizado tras la reunión que mantendrán el jefe de Estado con directivos de Forescue en Glasgow, Escocia. Contará con la compañía de los ministros Santiago Cafiero (Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo); la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca; y el asesor del Ministerio de Desarrollo Productivo, Marcelo Kloster.

Por parte de la empresa australiana estarán los directivos de Fortescue, Andrew Forrest (presidente), Julie Shuttleworth (CEO), Agustín Pichot (presidente para la Región Latinoamérica), Todd Clewett (Senior Manager Global) y Sebastián Delgui (gerente Regional de Gobierno y Comunidades para Región Latinoamérica).

En noviembre de 2020, el mandatario argentino ya había mantenido una reunión por medio de una videoconferencia con representantes de la empresa Fortescue Metals Group, quienes le habían expresado su interés en invertir en la Argentina en la generación de energías renovables y la producción de minerales en el marco de lo que denominan industria verde.

Leer más: Fernández participa de la Cumbre de Líderes por el cambio climático

¿Qué es el hidrógeno verde?

Según el sitio Marval, el hidrógeno consiste en una fuente ilimitada de energía, que resulta ser el gas más abundante en el universo. Se puede obtener de muchas formas, y dependiendo de la metodología que se usa puede clasificarse en "gris", "azul" o "verde" dependiendo de qué tan sustentable haya sido su proceso.

Para que sea considerado "verde", se lo debe obtener a través de energía eléctrica que provenga de fuentes renovables, como la eólica o la solar. Esto es así porque una de las formas de obtener hidrógeno es a través del proceso de electrólisis, mediante el cual se separa el hidrógeno del oxígeno, proceso que requiere de grandes cantidades de electricidad.

"El hidrógeno tiene la ventaja de que su combustión produce agua, es decir que produce cero emisiones. El hidrógeno verde tiene, además, otras ventajas: se puede almacenar y transportar, y también puede ser utilizado en muchas industrias, desde (y particularmente) el transporte marítimo y aéreo a la industria automotriz, a la generación de energía y la climatización de oficinas y casas particulares, solo por nombrar algunos ejemplos", indica Marval.