Argentina llegó a Río de Janeiro a la espera del duelo ante Venezuela