fbpx
Más NoticiasPasó en Canal C

“El 40% de los accidentes se producen entre sábados a la noche y domingos a la madrugada”

Daniel Passerini, viceintendente, señaló que el luego de la prohibición de alcohol en las rutas se redujeron las estadísticas.

El Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba tratará en marzo un proyecto que fija una graduación de 0 gramos por litro de sangre para los conductores de vehículos.

Córdoba podría convertirse en la primera gran ciudad de la Argentina en prohibir cualquier grado de alcohol al volante.

La iniciativa introduce modificaciones a la ordenanza 10.216, que desde el año 2000 fija que en la ciudad de Córdoba los conductores que sean sometidos a test de alcoholemia tienen un máximo permitido en sangre de 0,4 gramos por litro.

En las rutas de la provincia de Córdoba la normativa del alcohol cero ya rige desde hace seis años.

La propuesta avalada por el gobierno del intendente Martín Llaryora ya ingresó a comisiones en el Concejo Deliberante y cuenta con un primer aval de las bancadas opositoras para que se abra el debate.

Será una de las primeras iniciativas que el oficialismo buscará aprobar en las sesiones ordinarias de marzo próximo, con el acompañamiento de todo el cuerpo legislativo.

En medio del impulso de este nuevo proyecto, el viceintendente Daniel Passerini, estuvo en Futuro Imperfecto y señaló que “Me parece que es una medida necesaria. Ya hace seis años que la Provincia impuso alcoholemia cero y esto tuvo impacto positivo en la seguridad vial. Hay 100 muertos menos desde 2018”.

Según el viceintendente, “el 40% de los accidentes se producen entre sábados a la noche y domingos a la madrugada”. Y añadió que “El alcohol es la epidemia más grande dentro del consumo problemático y esto tiene consecuencias en los accidentes de tránsito”.

A partir de esta propuesta, las penalidades irán en aumento de acuerdo con la mayor presencia de alcohol en el conductor. Con el esquema propuesto, las multas se actualizarán con el Código de Convivencia Municipal, por lo que –según la gravedad del caso– arrancarán desde 9.494 pesos y podrían alcanzar un monto que superaría los 60 mil pesos, además del retiro definitivo de la licencia.

“En este caso, quien no debería tomar, es solo quien maneja. Si decide tomar, deberá usar otro transporte. Cuando se discutió el tema del tabaco, muchos comerciantes argumentaron que iban a tener que cerrar el negocio pero hubo una decisión política y un gran acompañamiento. Es para proteger a todos. El alcohol al volante mata y no queremos que nadie tome cuando maneje”, sentenció Passerini.

Daniel Passerini en Futuro Imperfecto.

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close