Zabala va perfilando el nuevo Instituto