Ya no se fabrican neumáticos en Argentina: Pirelli paró su producción

Se suma a Bridgestone y Fate, que también habían frenado. Se debe a medidas sindicales y a conflictos con las importaciones.
Se suma a Bridgestone y Fate, que también habían frenado. Se debe a medidas sindicales y a conflictos con las importaciones.

La fábrica de neumáticos que la firma Pirelli tiene en Merlo frenó su producción en las últimas horas, aquejada por el faltante de insumos para la producción y un extendido conflicto sindical. Así se sumó a Bridgestone y Fate, en una situación de crisis que afecta a la industria en su conjunto: en este momento, no hay una sola planta que esté fabricando ruedas en todo el país.

Pirelli se suma al cierre que había anunciado la semana pasada la japonesa Bridgestone. "Como es de público conocimiento, (la empresa) sigue enfrentando prolongadas negociaciones sindicales con el Sindicato Ùnico de Trabajadores del Neumático (SUTNA) en el marco de la revisión paritaria 2021/2022", arranca en un comunicado publicado el viernes por la compañía asiática.

"(Hemos) decidido cerrar temporalmente todas las operaciones en Argentina para proteger a cada persona que integra nuestro equipo y garantizar la integridad de nuestra propiedad", explicaron desde Bridgestone.

El cierre, si bien temporal, es sin fecha para la reanudación de actividades. "Si bien todavía no se ha determinado cuándo podremos reanudar las operaciones, lo haremos cuando podamos garantizar la seguridad de todos los colaboradores", agregó la multinacional.

Fate, la única de las tres empresas que es de capitales locales, envió este sábado una carta documento al SUTNA donde exige que cesen las medidas de fuerza para poder retomar las actividades.

Las tres empresas enfrentan bloqueos en las puertas de sus fábricas. El nuevo paro, decretado por el gremio “hasta nuevo aviso”, se extenderá así durante al menos cinco días. Es la medida de fuerza más prolongada de las casi 20 que hubo desde que comenzó el conflicto, en abril.

Las extremas medidas gremiales que pusieron en jaque a toda un industria son impulsadas por Alejandro Crespo, del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), dirigente de izquierda y vinculado al Partido Obrero, un intransigente que tensó la situación hasta lo inédito de tomar un piso del Ministerio de Trabajo.