Villa Martínez: condenaron al padrastro que mató de un balazo a una nena de 3 años

Carlos Alberto Sosa, alias "Cacai", era la pareja de la madre. Recibió una pena de 16 años de prisión. Su cómplice, Raúl José Ávila, 9 años.
Carlos Alberto Sosa, alias "Cacai", era la pareja de la madre. Recibió una pena de 16 años de prisión. Su cómplice, Raúl José Ávila, 9 años.

La Cámara 5ta del Crimen de Córdoba condenó este martes a los involucrados por el crimen de Franchesca Gutiérrez, la nena de 3 años baleada en el rostro en una plaza de barrio Villa Martínez.

Se trata de Carlos Alberto Sosa, alias "Cacai" quien fue acusado por el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" y condenado a 16 años de prisión.

Por su parte, su cómplice, Raúl José Ávila, recibió una condena de 9 años de cárcel.

Ese 14 de octubre del 2020, en su moto, Ávila había llevado a Sosa a buscar el arma para ir a la plaza y luego, tras el crimen, lo ayudó en su huida.

En la tarde del jueves 14 de octubre del 2020, Franchesca se encontraba en la plaza de barrio Villa Martínez con su padre.

Al lugar arribó Carlos Alberto Sosa, pareja de la madre de la pequeña, armado. Estaba a disgusto porque el padre de la nena no cumplía con la cuota alimentaria.

"Aproximadamente a las 18.30 horas entran en discusión estos dos hombres y uno de ellos poseía un arma de fuego. Se acalora la discusión y uno realiza varios disparos contra el padre biológico de la menor", informó en ese entonces Fernando Jones, de la Policía de Córdoba.

Durante la balacera Sosa se aproximó a Mario Alejandro Gutiérrez mientras este tenía a su hija en brazos.

“A una distancia de entre 30 y 50 centímetros, disparó al rostro de la niña, quien murió”, dice la acusación.

Tras esto, el autor material de los disparos huyó. En el lugar trabajó la Policía Judicial junto con el Departamento de Homicidios. Según informó Jones, se encontraron al menos entre 10 y 12 vainas de un arma 9 milímetros y se trasladaron a 6 testigos presenciales.

Pasadas las 20.30, se detuvo al autor material de los disparos.

El director médico del Hospital Policlínico informó que la niña llegó al lugar sin signos vitales y que pese al esfuerzo de los profesionales se confirmó el deceso.