Venezuela espera resultados en una jornada sin violencia

Venezuela tuvo su domingo electoral. La jornada se desarrolló de manera tranquila, sin hechos de violencia y sin grandes esperas en las urnas.

En la capital, Caracas, se podían ver reflejadas en las calles y los centros de votación todas las
posiciones políticas, incluso el boicot opositor que despobló algunas zonas.

El oficialismo venezolano anunció hoy que los comicios presidenciales proseguían hasta que hayan votado "todos los ciudadanos que están esperando en las colas", en medio de la incertidumbre por la hora de cierre de las elecciones en todo el país.

Tras un retraso de más de una hora del cierre de la elección, varios centros de votación comenzaban a cerrar de manera progresiva, sin un anuncio oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE).

En medio de la incertidumbre por la hora del cierre de los comicios, la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, la chavista Delcy Rodríguez, explicó que "no se pueden cerrar los centros de votación hasta que no hayan votado todos los ciudadanos que están esperando en las colas".

La titular del CNE de Venezuela, Tibisay Lucena, afirmó por la tarde, tras emitir su voto, que las elecciones se estaban realizando con total normalidad y que las irregularidades denunciadas por la oposición son menores a las de otros comicios.

La oposición venezolana que no participa de los comicios presidenciales de hoy, reunida en el Frente Amplio Venezuela Libre, denunció irregularidades en las cercanías de la mayoría de los centros de votación e informó que para el mediodía apenas había participado el 12% del padrón nacional.

"Las cifras del 12 % de participación demuestran que no hay nadie en los centros, que no hay ningún tipo de participación", informó a los medios el diputado José Manuel Olivares y explicó que esa cifra es resultado de un sistema de datos a nivel nacional que tienen gracias a "testigos en algunos centros electorales", según la agencia de noticias EFE.

Olivarios agradeció a los venezolanos y se apuró a declarar como exitoso el boicot convocado por su coalición para "desligitimar a Nicolás Maduro".

Los partidos opositores más importantes, englobados dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), decidieron hace meses no participar en los comicios al considerar que las condiciones no son las adecuadas.