Vacunarán a niños y adolescentes con comorbilidades

Las autoridades sanitarias de todo el país definieron la inscripción de la población adolescente de 12 a 17 años con condiciones priorizadas que será incluida en el plan estratégico de vacunación.
Las autoridades sanitarias de todo el país definieron la inscripción de la población adolescente de 12 a 17 años con condiciones priorizadas que será incluida en el plan estratégico de vacunación.

Durante la reunión del Consejo Federal de Salud de este martes, las y los ministros también consensuaron las condiciones de priorización para la inscripción de las y los adolescentes entre 12 y 17 años en los que se comenzará a aplicar la vacuna de Moderna contra la enfermedad COVID-19.

De esta manera, la vacunación en este grupo etario incluirá en una primera etapa personas entre 12 a 17 años con:

• Diabetes tipo 1 o 2.
• Obesidad grado 2 (IMC > 35) y grado 3 (IMC > 40).
• Enfermedad cardiovascular crónica: insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías, miocardiopatías, hipertensión pulmonar. Cardiopatías congénitas.
• Enfermedad renal crónica (incluidos pacientes en diálisis crónica y trasplantes). Síndrome nefrótico.
• Enfermedad respiratoria crónica: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fibrosis quística, enfermedad intersticial pulmonar, asma grave. Requerimiento de oxígeno terapia. Enfermedad grave de la vía aérea. Hospitalizaciones por asma.
• Enfermedad hepática: Cirrosis. Hepatitis autoinmune.
• Personas que viven con VIH independientemente del CD4 y CV.
• Pacientes en lista de espera para trasplante de órganos sólidos y trasplante de células hematopoyéticas.
• Pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente o “activa”.
• Personas con tuberculosis activa.
• Personas con discapacidad intelectual y del desarrollo.
• Síndrome de Down.
• Personas con enfermedades autoinmunes y/o tratamientos inmunosupresores, inmunomoduladores o biológicos.
• Adolescentes que viven en lugares de larga estancia.
• Personas gestantes de 12 a 17 años con indicación individual.
• Personas con carnet único de discapacidad (CUD) vigente.
• Personas con pensión de ANSES por invalidez aunque no tengan CUD.
• Personas con pensión de ANSES por trasplantes aunque no tengan CUD.

El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli, señaló que se estima que el 22 por ciento del mencionado grupo etario cumpliría con estos criterios, lo cual significaría 924.000 adolescentes y 1.848.000 dosis de vacuna de Moderna. El intervalo de aplicación de las dos dosis de Moderna es de 28 días.

Por su parte, la directora nacional de Epidemiología y Análisis de Información Estratégica, Analía Rearte, agregó que casi el 85 por ciento de las 281 personas menores de 20 años que fallecieron en Argentina por covid-19 tenían comorbilidades.

La distribución de las dosis a todas las jurisdicciones se hará una vez que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) comunique la autorización de vacunas de Moderna para su uso en personas de 12 a 17 años. El criterio de distribución será en base a los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

En cuanto a la situación epidemiológica nacional, Rearte indicó que tras el pico de casos a mediados de mayo y tras las medidas y el impacto de la vacunación, se observa una disminución mantenida en el tiempo de la cantidad de infectados. “Hay un descenso general en todas las regiones, en especial en AMBA y en el centro”, dijo. Así, mientras que durante el pico había un promedio diario de 26.000 casos, en lo que va de julio es de 12.000.

También aclaró que al momento, todos los infectados detectados en el país con la variante Delta del virus son viajeros o tienen nexo con viajeros. “Hay que poner en valor el retraso del ingreso de la variante Delta gracias el enorme esfuerzo de las diferentes áreas de Gobierno y de las jurisdicciones”, aseguró la ministra nacional y agregó que “más de 100 países tienen circulación de Delta y en muchos de ellos es predominante, en Argentina no lo es, por lo que tenemos que recordar y sostener la importancia del esfuerzo de seguir manteniendo los cuidados de prevención individual”.