Un niño de 2 años está grave tras sufrir la amputación de su brazo

El pequeño hijo de 2 años de una familia de Saldán sufrió un grave accidente doméstico: mientras el secarropas estaba aún en funcionamiento, el niño metió su brazo en el artefacto, lo que provocó que su miembro fuera arrancado por encima de la altura del codo.

Los padres lo trasladaron inmediatamente al Hospital de Niños, y llevaron consigo el brazo en una conservadora con hielo, para preservarlo. Los médicos que atendieron al pequeño le practicaron de forma urgente una cirugía que duró 7 horas para reimplantarlo, pero a las pocas horas su cuerpo rechazó su brazo y debieron amputarlo nuevamente.

Desde el día de ayer, el pequeño permanece en terapia intensiva y está en coma farmacológico con respiración mecánica. Actualmente se encuentra en grave estado de salud.

En declaraciones a El Doce, el médico Diego Sassi, director de Salud de Saldán y que lo atendió primeramente en un dispensario, indicó que el niño “Tenía una hemorragia del lado lateral derecho del miembro superior, por lo que se hizo un torniquete, se lo canalizó con doble vía y controló que tuviera los signos vitales”.

Y continuó:  “El paciente llegó consciente, pero debió ser estabilizado hemodinámicamente ya que estaba hipotenso”. Al momento de llegar al nosocomio de Córdoba, también debieron calmar a sus padres que se encontraban en una grave crisis nerviosa.