Un mes sin Eduardo: La misteriosa desaparición de un padre de familia

Saad desapareció el 30 de junio. Su familia y el Poder Judicial no tienen ningún indicio sobre su posible paradero.
Saad desapareció el 30 de junio. Su familia y el Poder Judicial no tienen ningún indicio sobre su posible paradero.

Eduardo Saad es vecino de barrio San Martín y desapareció el 30 junio. El paradero del hombre de 77 años es un misterio ya que la familia y el Poder Judicial no tienen pistas de qué le pasó.

“Estamos hablando de un desaparecido en el que parece que se lo tragó la tierra”, afirmó su hija Inés a Canal C. Los hijos de Eduardo, Javier e Inés, habían relatado en Córdoba Noticias que lo vieron por última vez el miércoles en la zona de los barrios Escobar y San Martín.

Su camioneta apareció estacionada frente a la casa de su familia en barrio Escobar. El vehículo estaba cerrado. Cuando sus hijos fueron al departamento, ubicado en San Martín, donde vivía Eduardo, se encontraron con el lugar cerrado y sin faltante de cosas.

Según la familia, la última persona en verlo fue una vecina del barrio Escobar que lo vio a las 11.30 aproximadamente dejando el vehículo frente a la casa de su expareja. La testigo afirmó que el Eduardo estaba "agachado y buscando algo" debajo del vehículo.

La Policía continúa investigando el caso, sin indicios. Ya se han entrevistado a los vecinos de la zona y se han registrado las cámaras de seguridad. Sin embargo, no hay ningún rastro de Eduardo.

Esta actitud no es normal en Eduardo. Según señalaron sus hijos, siempre avisaba si iba a viajar o si iba a ir a la casa de algún hermano. "Teníamos contacto seguido. Día de por medio hablaba con él o conmigo", dijo Inés.

Hasta la fecha, la Unidad Judicial 18 confirmó que el hombre sigue desaparecido y no han aparecido nuevos indicios de su paradero.

Datos a tener en cuenta: Eduardo Saad tiene tez morena y mide 1,65 metros de altura aproximadamente. Es de contextura robusta y tiene cabello canoso en la parte trasera y en los costados de la cabeza, cejas bastante pobladas, nariz ancha y ojos de color marrón. Además, especificaron que no tiene barba, bigotes ni marcas visibles o tatuajes. Cuando desapareció, vestía un jogging negro con rayas blancas, zapatillas blancas y un chaleco de color verde militar.

Cualquier pista puede comunicarse a cualquier sede judicial o policial.