Un empate y una caída para la Gloria